Un domingo.

portada

Un domingo. De una semana del mes de marzo.

Hacía tiempo que nuestra salida no se realizaba un domingo pues por varios motivos. El principal de todos,  es por estar descansado para empezar la jornada semanal de trabajo, en una palabra llegar descansado el lunes. También por motivos familiares y sobre todo uno bastante principal también, que los domingos son de caza, y que ya me han caído bastantes perdigones apagados encima.

 Pero este año, 20 de marzo, se hizo realidad. Salimos de ruta. Teníamos pendiente de terminar, dos búnkeres de la Posición Franquista de Pegotes de Cámara, seguir visitando los  hay allí para que José (Hijo), los conociera. He de investigar algo más sobre los escritos  que en las defensas se encuentran. 

 

 Como he comentado otras veces es buenísimo buscando escritos de la época y algún que otras insignias en el hormigón, estas hechas por los mismos soldados, cuando estaban el batallón de ingenieros,  en estas, construcciones de ellos ejecutaban.

 La sorpresa fue que Jose nos comenta que nos acompaña su padre, también el cual lleva años diciéndome que quiere visitar a los Junkers, cómo es normal no me pude negar, y organizamos la expedición.

 Lo primero y principal visitar los 2 que me quedaban pendiente, para que José los conociera y para disfrutes de los acompañantes.

 Pues como siempre, realizamos la salida muy temprano, para llegar allí, una vez amanezca.  Tuve el placer de conocer  también a Miguel,  que nos acompañaba y es primo de José (Padre). Por cierto, miguel es un placer que hayas caminado con nosotros y que hayas disfrutado de un domingo tan bueno, visitando el frente de Pegotes  de Cámara. 

Te lo comenté y te lo repito, desde aquí, cuando quieras tienes un sitio para acompañarnos.

f 2

Miguel, (compañero habitual), Miguel (Primo del amigo José), José (Padre), José (compañero de andanzas) y Pepe Pecero.  Bueno, esta es la composición de la expedición, del domingo.

Bueno, una vez llegado a pegotes, visitamos el primer búnker, del día, un nido de ametralladora dónde hay bastantes inscripciones, cómo dicho, escritos en el mismo hormigón y algunas pintadas, que otras y también nos encontramos, normal en campo abierto y poco visitado, un jabalí ya bastante descompuesto dentro  del nido ametrallador.

 f 3

Como siempre, impresionante... Muchas veces lo he visitado. Y cada vez me impresiona más.

f 4

Dentro del nido. Como le gusta a este chaval, buscar escritos en las paredes.

F 5

Foto de visita. Bueno, como podéis imaginar la foto la realizo yo. "Que no aparezco"...

Lo cual no impidió que entráramos y una vez dentro, con más o menos asco, fotografiamos  las inscripciones, que a partir de ahora las pondremos, las fotos correspondientes. Seguidamente, andando por la colina, a misma cota más o menos, para buscar un refugio antiaéreo  o polvorín, que por cierto Miguel localizo en un pispas.

 F 6

Caminado por el cerro en busca del refugio.

 Con la suerte de que en este, no encontramos nada, referente a animales o aves. Estaba todo libre, lo visitamos por dentro, hicimos la foto correspondiente, y tengo que comentar que cada vez que voy, a este sitio, y no es la primera vez. Lo veo más grande, será que voy con más tranquilidad. “Será eso”.

 

 f 7

 Dentro del refugio investigando.

f 8

Y te fijas más en los detalles, que por cierto también se encontraron escritos, un escrito,  lo cual yo he pasado desapercibido muchas veces en las muchas visitas.

f 9

Después de todo nos marchamos a la otra punta de Pegotes de Cámara, por qué es un frente de 3 km y medio, bien fortificado, franquista, con sierra de Enfrente delante con el río Guadámez, en medio que divide las zonas, la republicana de la zona franquista.

f 10

Cómo comenté a Miguel y comenté a José (Padre). Esté frente se establece desde septiembre 1936, a julio del 1938, dónde se realiza la gran ofensiva franquista,  del cierre de la bolsa de La Serena, También mal llamada por la prensa de la época, bolsa de Mérida. “En mi opinión”.

 Cuando llegamos a la otra punta del frente, que está más bien, yo creo que parte noroeste de la posición. Empezamos a andar a eso de un kilómetro de distancia, para luego llegar al frente, porque pegotes de cámara, es un gran cerro, que domina una gran llanura.

 Con una curiosidad, de que este golpe empezamos por el último que visitamos siempre en la zona.

f 11

Troneras del búnker.

 f 13

José en el túnel que comunica, la zona de descanso de la tropa, con las troneras de nido ametrallador.

f 12

Encontramos el búnker, como siempre, lo digo cada vez que voy, me impresiona más, entramos directo a nave de descanso, dónde está la chimenea y nos encontramos con los habitantes del nido, que últimamente hay bastante, los murciélagos. Coño cómo crecen estos  animales, o al menos a mí me lo parecieron este golpe. Más grande, pero bueno, también anima la visita, porque al entrar nosotros, echan a volar dentro del búnker, y entre que si me da, que si no me da, que si viene, que si no viene. Los nervios se ponen de punta, después se cuenta como una anécdota.

f 14

De una vez despejado, pues salieron por la tronera o  por las puertas de entrada, Nos dedicamos a ver, lo que es la nave de descanso y pasamos por el túnel, por el popular túnel. Que desemboca en el nido de ametralladora, con sus dominantes vistas panorámicas al río Guadámez.

Bueno vamos al tema, una vez llegado a la posición está donde supuestamente está el refugio antiaéreo, yo personalmente no me atreví a entrar, nada, que me sigue dando un poco de yuyu, pero José (Padre), y Jose (Hijo), se adentraron en el refugio.  Quedando José padre impresionado, con las visitas que hemos ejecutado hasta esos momentos.

F 15

Después pasamos a otro y qué es un nido de ametralladora con una pequeña sala de descanso, hay que reconocer que había mucho más murciélago, y bueno, algún choque que otro hubo entre ellos y nosotros.

f 17

Foto realizada por Miguel, por una de las troneras del nido ametrallador.

f 18

Las típicas pintadas de "falos", Tengo que reconocer que no las vi nunca, en mis muchas visitas, pero el ojo de Jose (Hijo). No falla. Miren ustedes, Curioso, ¿no?.

f 19

f 21

Uno de los muchos contrincantes que nos impedían el paso al interior del búnker. ¿Te recuerda algo? Jose (padre). je, je, je.

f 20

En verdad que quedemos muy  satisfechos con la nueva compañía y creo que ellos quedaron muy satisfechos con la visita, mereció la pena lo dicho cuando queráis volvemos a repetirlo.

 José (Padre) comenta que había disfrutado como un niño, que hacía muchos años que tenía ganas  de visitarlos y que vamos que había disfrutado bastante, me alegro por ti, José me alegro un montón y Miguel lo que te había dicho, aquí estamos cuando quieras acompañarnos no lo andes pensando. Tienes más tiempo libre que Jose.

f 22

Esto es un poco la visita que se realizó contado a mi forma y manera. Acompañado algunas fotos, es una manera de expresarme también lo que son los vestigios, no tiene que ser todo penas o historias de guerras, bastante tenemos ya, en estos momentos. Es otra manera  de hacer un paseo por el  campo. Disfrutarlo y como te digo, cada vez que voy, algo nuevo no sé por qué estoy cansado y esa zona, pero siempre que voy, vengo con algo nuevo y este golpe más, por la compañía, bueno amigo, ya veremos a ver si salimos más adelante porque el gasoil se está poniendo muy caro y las expediciones no están subvencionados.

f 23

Desde aquí un cordial saludo y espero que el relato contado, mi manera haya gustado venga. 

Un buen domingo.

José Pecero Merchán

contacta.png

 

Etiquetas: Guerra Civil en Badajoz, Vestigios, Frente Republicano, Frente Rebelde, Prensa Hoy, pepe pecero , pepece, frente extremeño, Villafranca de los Barros, Jose Pecero Merchan, badajoz, Pecero, Guerra civil1936, Un poco de nuestra histroria, Villanueva de la Serena, PepePecero, Puerto de los Argallanes, guerracivilenbadajoz.com, Italianos en la guerra civil en extremadura, Castuera, Guareña, Repúica

Demo