LA GRAN TRINCHERA LOS PILONES. RUBIELOS DE LA CÉRIDA (Teruel).

3pot

LA GRAN TRINCHERA LOS PILONES. RUBIELOS DE LA CÉRIDA

(Teruel).

Prólogo:

Hoy publico, una vez más, las fotos cedidas por, Lugares Abandonados en el Tiempo y Sitios Interesantes: Mi pasión. 

Como no dar de nuevo las gracias por permitir, que ese gran reportaje sobre las trincheras y búnkeres, de la zona de Teruel. Me permitan exponer en mi web.

Hola. Estimados seguidores. Les cuento: Están llegando fotos de fortificaciones que no pertenecen a la provincia de Badajoz. He creído conveniente preparar un apartado dentro de la sección aportaciones para estas. Espero vuestra más sincera opinión. Una vez publicadas. La verdad que son muchos los vestigios; que quedan de la Guerra Civil en toda España. Y esperando que estas fotos que me llegan, Sean buenas de compartirlas; de ahí esta publicación.

Siempre pondré el sitio de donde proceden las fotos y el nombre del colaborador que las manda. Bueno, sería que las acompañara alguna historia ocurrida. Saludos amigos y a ver cómo termina esto.

LA GRAN TRINCHERA LOS PILONES. RUBIELOS DE LA CÉRIDA (Teruel).

 
 
 
 
 
 

LUGARES ABANDONADOS EN EL TIEMPO Y SITIOS QUE EN EL PASADO ALBERGARON VIDA: MI PASIÓN.
(Hablando con las piedras).
Con la participación de Laura Fox.

1a

Imponente línea defensiva y de operaciones de más de 500 m. de longitud y dos de altura en zig-zag con 60 puestos de tirador con mirillas, siete nidos de ametralladoras, tres refugios antibombas y un búnker con chimenea, ambos con troneras para su defensa y lo mejor de todo es que se mantienen en buen estado de conservación.
Construidas en terreno montañoso a 1300. m. sobre el nivel del mar en terreno ocupado por el bando nacional para mantener a distancia al enemigo, puede decirse que los republicanos jamás pudieron sobrepasarlas para llegar al pueblo y gracias a ello se salvó su iglesia y con ella unos retablos barrocos considerados como de los mejores de toda la provincia de Teruel.
De este sector partió la 1ª División de Caballería al mando del Gral. Monasterio efectuando la primera y única gran carga que se llevó a cabo durante toda la guerra civil cruzando de un extremo a otro todo el campo de batalla arrasando las líneas enemigas apoyados por la 5ª División Navarra mandada por el Gral. Bautista en una operación que significó para los republicanos la pérdida de 14 pueblos, más de 1000m2, y 16.000 combatientes durante la denominada batalla de Alfambra pasando a la historia como la Caballería que durante aquel ataque logró la última victoria que un cuerpo de este tipo ha logrado en la historia militar mundial.

 Texto escogido de la web. 

4a5a

 

 


 6a

7a

8a

9a

10a

11a

12a

18a

13a

14a

16a

19a

24a

23a

27a

29a

Sobre esta posición, podemos en contar un sinfín de artículos y páginas que hacen referente a las mismas, solo con poner en Google el nombre de la posición o el nombre del pueblo más cercano. Obtenemos rutas par avistar e información sobre ellas.

Enlaces y testimonios:

-TRINCHERA LOS PILONES -- RUBIELOS DE LA CÉRIDA (TERUEL) VIDEO.

 -TRINCHERA LOS PILONES -- RUBIELOS DE LA CÉRIDA (TERUEL) VIDEO.2

-La Guerra Civil desde Rubielos de la Cérida.

Texto expuesto sobre el artículo, recogido dé. ESPACIO XILOCA. Portal de centro de estudios del Jiloca.

Venimos a aquí en nombre de nuestra Asociación Cultural Amigos de Rubielos de la Cérida, no a contar los daños personales ocurridos en familias de uno u otro bando, sino para dar una visión general de como transcurrió la guerra en nuestro pueblo y contar algún hecho ocurrido, tal como nos han contado nuestros mayores.

La guerra civil en Rubielos de la Cérida fue una contienda lamentable, que dejo marcados a muchos de nuestros vecinos más mayores, para toda una vida. Para el que lo desconozca, ha de saber que Rubielos de la Cérida, está situado a 1240 m de altura, a unos 75 km de Teruel, junto al inicio de la Sierra de Lidón. Es un amplio terreno montañoso con cerca de 67 km² que colinda con varios pueblos, Caminreal, Bañón, Cosa, Lidón, Argente, Bueña, Monreal del campo y Torrijo del campo.
Rubielos de la Cérida estuvo desde el inicio de la guerra controlado por el bando nacional, y nuestras fuentes no recuerdan que el bando republicano entrara en el pueblo, ni hubiera guerra ni bombardeos en los alrededores. Si bien es cierto, sí que se recuerda que hubo algunos arrestos y fusilamientos de vecinos en esa etapa. Algún fusilamiento se realizó en “Los Juncarejos” que es una zona de la carretera que une Rubielos con Caminreal. Así mismo nadie recuerda que hubiera fosas comunes.
En el medio del pueblo hay una sima de agua de origen natural, también se nos ha contado que esta etapa de miedo, por la noche los vecinos acudían sigilosamente a tirar a la sima cualquier elemento del que se quisieran deshacer o que pudiera ocasionarles problemas con un bando u otro, armas, escopetas, explosivos, documentación, alambradas…

Rubielos está inmerso en un pequeño valle y existen diversas fortificaciones de la guerra en sus alrededores, los más importantes son:

“Las trincheras de los pilones.” Situadas a 1320 m en un cerro donde se puede controlar parte del valle del Jiloca y El barranco de la Botiosa. Este enclave, construido curiosamente por el bando nacional a espaldas del frente republicano, entendemos que fue construido para controlar que el bando republicano no pasara por dicho barranco que da acceso a Caminreal/Calamocha sin ser vistos.

“La fortificación de Carrabañón” Situada en el alto de Carrabañon en el lado Noreste es una pequeña fortificación circular que podía albergar una ametralladora que se ha conservado bien con el paso de los años.

“La avanzadilla” Estas desconocidas, pero no menos importantes trincheras, están situadas a unos 650 m de la ermita de “San Cristóbal” en el monte de “San Cristóbal I” junto a un punto geodésico a 1491 m de altura. En estado muy deteriorado y no tan fortificadas como las de los Pilones, tienen más de 300 m de longitud y poseen lo que puede parecer 2 recintos cerrados de mas de 100 m² en el que pudieran albergar animales, víveres, mandos… Desde ellas se pueden observar Argente, Lidón, Visiedo y todo el “Hondo del más”. Es decir, desde ellas se controlaba parte del frente republicano antes de la Batalla de Alfambra.

Nuestros mayores nos cuentan que no recuerdan que hubiera muchos tiros en estos enclaves, pero sí que había gente y que pasaba mucho frío allí. En los meses de invierno es más probable que hubiera más muertes por frio que por balas en estas trincheras.
Nos han contado que en los días más duros, los oficiales del bando nacional bajaban a dormir a las casas del pueblo. Llamaban y se metían y esto ocasionaba malestar en los vecinos.

El hecho más curioso, que menos ha trascendido que sucedió tal como nos han contado nuestros vecinos, fue cuando el bando nacional bombardeo por equivocación a sus propios soldados: “Aproximadamente en el invierno de 1938, se recuerda como un numeroso grupo de soldados nacionales, cargados con carros, mulas, víveres, munición… Iban por “La Cañada” y “La dehesa” en dirección al Peirón de la Hoya en Pardo. Al llegar los soldados a la zona de La Hoya Gimeno, en las
laderas del Monte de San Cristóbal, unos aviones nacionales divisaron a los soldados y los bombardearon. Al pueblo llegaron las noticias del bombardeo y los vecinos fueron en auxilio de los soldados.

Muchos soldados fallecieron en dicho bombardeo, los cuales, según algunas fuentes, fueron enterrados en una fosa en el cementerio de Rubielos de la Cérida, los que quedaron malheridos se les llevó y atendió en algunas casas en Rubielos de la Cérida y posteriormente fueron trasladados por los militares, hacia Calamocha. En días posteriores, y debido a la necesidad que imperaba en ese duro invierno, algunos vecinos acudían a escondidas a recoger lo que podían.

También se recuerda como un vecino del pueblo, rescato y curó a una mula que deambulaba en días posteriores del incidente a la cual los vecinos la llamaban La Pasionaria. Esa mula fue una ayuda para las faenas agrarias, incluso se realizó un trueque con ella, hasta que pasado varios meses, aparecieron los militares nacionales reclamándola.”
Casualidad o no, esta anécdota relatada por nuestros mayores coinciden con un hecho ocurrido en la Batalla de Alfambra, en torno al 6 de Febrero de 1938, en el que las tropas del bando nacional sufrieron un ataque inesperado de la flotilla aérea de Savoia-Marchetti italianos, que por error bombardearon a sus propias fuerzas.
Hemos leído que las fuerzas nacionales de Infantería de la 5º División de Navarra fueron bombardeadas por el bando nacional en Sierra Palomera. Creemos que estos hechos están relacionados con los que nos contaron nuestros mayores y que realmente sucedieron en Rubielos de la Cérida.

Finalmente, queremos destacar que las fortificaciones de Rubielos de la Cérida de “Los Pilones” y “La avanzadilla” fueron base de partida hacia el “Hondo del Más” donde se inició, según algunos historiadores, la última gran carga de la caballería, con éxito, del siglo XX. Realizada por la 1ª División de Caballería del general Monasterio y de la 5ª División Navarra de Infantería del general Bautista Sánchez, como parte de la segunda fase de la batalla de Teruel, la que se ha dado en llamar batalla del Alfambra. En esos días estas divisiones intervinieron activamente junto a otras en la ocupación de 14 poblados y más de 1000 kilómetros cuadrado, concluyendo en la conquista de Alfambra, que precipitó posteriormente caída de Teruel.

BIBLIOGRAFÍA:
“Alfambra. La reconquista de Teruel”, por Rafael Casas De La Vega
“El frente de Aragón. La Guerra Civil en Aragón, 1936-1938”, por Maldonado Moya,
José María -Mira.-
«La Batalla de Teruel» Manuel Tuñón de Lara -Instituto de Estudios Turolenses.-
“Lugares de la Guerra” Alfonso Casas Ologaray –Ediciones Tirwall-
“La guerra civil española” Hugh Thomas- Ed. Urbión. Madrid. 1979
“La sima” Nº2 Artículos publicados en la revista cultural por Víctor Lechón Lidón.

contacta.png

Demo