Granja de Torrehermosa. Cerro Madroño. Frente 1º linea

Portada

Granja de Torrehermosa. Cerro Madroño. Guerra Civil.

La zona que presento hoy en este artículo es una de las más castigadas en todo el frente de Badajoz, la zona abarca desde Río Guadámez, a su paso por el puerto de Argallanes y Retamal de Llerena, hasta Peraleda del Zaucejo, limítrofe con la provincia de Córdoba, donde los frentes prosiguen en esta mencionada provincia por Valdesequillo

En el cauce del Río Zújar, que limita una provincia con otra es donde quiero dar por terminado entre comillas, mi trabajo de documentación de las respectivas líneas de frentes, de la guerra civil en la provincia de Badajoz.

En este gran terreno que se compone como un triángulo, desde Granja de Torrehermosa, a Peraleda del Zaucejo, a Retamal de Llerena para mí fue un problema, enterarme de todo lo ocurrido en la zona, fue difícil, ya que disponía de poca información sobre el terreno, sí que logro documentar, la poción de María Mingo, porque de ocasional encontré las trincheras en los vuelos de los americanos, de 1956, pero hasta estos días no me situé cual eras la situación de los frentes en esta zona, de nuevo doy las gracias al amigo Fernando Barrero, por su publicación en el blog https://fbarreroarzac.wordpress.com/ sobre la 109 Brigada Mista, donde poco a poco, leyendo lo publicado en el mismo, me va dando un poco de luz de la situación de lo ocurrido en esta zona que llamaré a partir de hoy el “Triangulo”.

 Creo que a mis seguidores no hay que contarle que esta zona, después de la ofensiva franquista del julio del 1938, queda todo el terreno, mal llamado por mí “triangulo”, en zona franquista. A consecuencia de esta poca o ninguna información que tengo en esas fechas, mis trabajos de búsquedas son negativos, de las muchas expediciones realizadas al triángulo, muchas veces como vulgarmente decimos me vine “bolo”. Aunque la constancia y las esperanzas de encontrar más nunca las perdí.

De ahí que empezaré presentando a mí los seguidores de la web, los primeros hallazgos, que realizo en la zona del llamo por mí en el “Triangulo”, sin tener conocimiento de a que bando pertenece los vestigios, pues aunque no lo crean aún quedan sitios que documentar, que intentaré de una forma u otra este año, colgarme la mochila y adelante.

Para comenzar no desplazamos al cerro Madroño, dentro del término de Granja de Torrehermosa, el día 9 de enero del 2020, ya son años los que llevamos intentando documentar los vestigios, por suerte surge cada día más luz sobre lo ocurrido en nuestra provincia, sobre la guerra civil, lo cual años atrás era inimaginable.

llegada al cerro

Como cada día que salimos a buscar vestigios, ya con el trabajo planificado durante la semana, que damos temprano,  para que el amanecer, a ser posible no pille cerca o en la zona a explorar.

Este día no ha sido especial, como se aprecia en la foto de la que acompaña al enunciado, la helada o como por aquí en mi zona se dice, “la pelona” ha sido buena, el hielo está a flor de tierra. Comenzamos andar por el camino que conduce a cerro Madroño, teniendo que atravesar campo a través para poder llegar a él, como no comenzamos a notar el inmenso rocío que produce la helada en nuestros pies, que aunque con buenas botas que usamos, se cala el frió y las bajeras del pantalón se empapan de agua. 

Pero lo principal es llegar al cerro, en el cual llegamos y realizamos la primera fotografía, en la ladera del mismo. Afirmando seguir cerro arriba hasta dar con las trincheras que bien se distinguen y esperando se mantengan en la fotografía del vuelo de los americanos de 1955, también dijimos entre nosotros que con los cortafuegos que se han realizado, es fácil desaparecieran algunas zonas de las trincheras, pero como siempre lo vamos a intentar, y nos marchamos cerro arriba, con la ayuda de nuestros bastones, que comentario aparte falta nos hace a los dos, la edad no perdona.

Encontra 1 trinchera

Bueno como se aprecia en la fotografía, hemos tenido suerte, encontrando parte de la trinchera, que rodea el cerro, como se aprecia está muy deteriorada, por la vegetación y el paso del tiempo, pero nos damos por satisfecho, ya que nada más comenzar a subir a pocos metros la vemos, bueno realizamos las fotografías oportunas con miedo de no encontrar más de la misma, pero como más adelante demostraré, sí que encontramos.

forti1 2

Y como dije, sí que encontramos, un fortín o nido ametrallador descubierto, como seguimos la trinchera encontrada que seguía rodando el cerro, pero al llegar al cortafuego, bueno a uno de los cortafuegos, nos topamos con el fortín, lleno me musgo en sus paredes, que como apreciaran en la foto cuesta distinguir los muros.

Fue una gran alegría, ya que después de leer lo publicado por Fernando Barrero, que indicaban en los partes diarios de los batallones de la 109 B.M, el fortalecimiento de las defensas, donde eran mencionados estos nidos de ametralladoras, usados para la defensa del cerro durante muchos meses por la compañía de ametralladoras del 436 batallón de la 109 B.M. republicana.

fortin1 3
 

Es un tipo de fortín, muy peculiar en los frentes extremeños a principios de la guerra, por parte republicana, ya es el segundo que encuentro con esta estructura, en Argallanes puerto hay otro de igual diseño. Descubierto, con la frontal tipo almenas medievales.

 fortin1 5

Bueno un poco de descanso nunca viene mal, como indique es el primer fortín que encontramos, está mirando dirección sur / este, haber domina doto el terreno casi llano hasta el Río Zújar, a escasos km, y las llanuras que miran a Granja de Torrehermosa.

Supongo que sería una posición fácil de defender y difícil de tomar, claro está que el contingente atacante era superior en número, ya que Queipo de Llano, en un intento de quedar bien con Franco, dado que no era de su agrado, según rumores, emprende ofensivas en toda la línea de frente que esta entre Provincia de Córdoba y Badajoz, llegando a tomar las fuerzas franquistas el 30 de enero del 1938, esta posición republicana, Cerro Madroño.

 

 trinchera3

Seguimos rodeando el cerro, muy satisfecho ya por encontrar el fortín, como no siguiendo la trinchera, que en algunos sitios se hace intransitable por la vegetación y no obliga a regresar la corta fuego, poco a poco, la seguimos a unos metros, se aprecia las zanjas en ziza, pero nada de fortines, o al menos y desde la distancia y la vegetación no lo preciamos.

Fortin2 1

Pero el destino y la suerte, no acompaña hoy, gracias al cortafuego, apreciamos otro fortín más destruido que el primero, creo que por la acción del hombre en su labor contra el fuego, pero apreciamos, los muros con la misma estructura que el primero.

fortin2 2

El acceso al mismo, es más complicado pero bueno con ayuda del bastón. ¡Bendito Bastón!, que hace posible llegar a sitios, que con nuestra ya edad es difícil. Me coloco en la parte interior, como en la fotografía se aprecia, para apoyarme en los muros, que tantas sensaciones da una vez dentro y apreciar como aparece la trinchera que comunica con el fortín, con una conservación muy buena, por la parte izquierda del mismo, supongo que saldría la misma trinchera como es de lógica por la parte derecha, pero como comento el cortafuego impide apreciarlo.

fortin2 3

Este fortín está mirando al sur, domina toda la llanura frente al cortijo del Madroño, dirección Granja de Torrehermosa. 

Estos frentes, me tenían súper descolocado en mi investigación que realiza, pues en principio muy en principio, tenía yo entendido que eran Desde Argallanes, y en verdad era el principio de la zona de este frente, seguido todo el sistema montañoso hasta Peraleda del Zaucejo, cuando poco a poco descubro que hablan y informan de los frentes de Granja de Torrehermosa – Azuaga. Y poco a poco empiezo a extenderme en la investigación en estas zonas, como es el artículo que presento, parte de esos frentes que se establecen hasta principios del 1938.

 trinchera5
 

Como ya imagináis, seguimos la trinchera, para encontrar un ramal, que sale de la misma, colina abajo, que seguimos con la suerte de encontrar un pozo de tirador o escucha, dirección sur.

Estos pozos, eran durante la noche puestos de escuchas, vamos puesto de guardia, su misión era, en caso de escuchar las alambradas, lanzar dos bombas de mano, para alertar a la tropa, claro, está como humanos que somos y la noche es traicionera, hay muchas historias sobre los centinelas de estos puestos, que ya contaré alguna, que otra.

trichera5 pozotira

Este es el pozo de tirador o escucha que encontramos, lo he pintado una línea rojiza para que se aprecie, ya que con la vegetación en la foto no se aprecia bien.

Estas guardias, también tenía su peligro, ya que un juego macabro, se realizaba en las líneas de los frentes. Un bando u otro, para meter miedo, con algunos soldados especializado, se desplazaban en la noche con el objetivo de degollar al centinela. Simplemente eso, para que sus compañeros al encontrarlo, pesaran que era fácil llegar y tomar la posición por sorpresa, triste pero real.

trinchera6

Esta trinchera esta la parte del cerro mirando al sur / oeste, en una cota más baja que las trincheras y nidos anteriores, está muy bien conservada, la cual sigo, no sin dificultad dado la arbolada, matojos y jara que la pueblan, pero al final con gran resultado, como seguidamente expongo.

fortin3 1

Como índico, siguiendo la trinchera encontramos otro fortín, de igual construcción, o casi parecida a los anteriores, está dominando el sur / oeste, se aprecia desde esta posición Sierra Quemada, con todo su sistema de sierras que se las une.

 Es de esperar que en esos momentos pienso que la próxima visita será estas sierras, lo cual me acojona un poco, por la espesura de su vegetación y su explotación como caza mayor, abra que enterarse cuando hay montería por la zona para no ir, jejejeje. 

 fotin3 3

El amigo Miguel, realizando su foto que probablemente colgara algún día en su álbum, de vestigios y que yo me adelanto a exponer aquí.

Ya documentado este fortín, me doy cuenta de mi error, de no sacar el GPS de mano y marcar las coordenadas de los fortines, pero pienso que si yo los he encontrado cualquier persona puede. Pero fastidia llevarlo en la mochila y no usarlo, en fin, serán las emociones por lograr encontrar y fotografiar, los vestigios.

chabola1

Seguimos la ruta, de dar la vuelta al cerro, para llegar, de donde partimos, en la zona norte, encontramos unas paredes cerradas, como si de casas se trataran, unas no muy distantes de otras. Desde esta posición, como ya digo mirando al norte, se aprecia la sierra de Santa Inés, Puerto del Campillo, etc.

Estas posiciones serian de suma importancia, desde febrero del 1938, para la república, ya que los frentes se establecen en esa línea, hasta julio del mismo año.

En fin supongo que serian casas o chabolas de descanso para la tropa, o puesto de mando de la posición.

dedechab1fondoperaleda

Foto tomada desde el interior de una supuesta chabola. Como índico las sierras de Peralada del Zaucejo de fondo.

chabola5

En fin ya con tomadas estas fotos, llegamos al punto de partida, y regresamos al coche, no sin antes tener a atravesar la tierra de labor, que aún mantiene todo su roció en la hierba y que nos cala ya del todo las botas y el pantalón, coño, frio que tengo los pies.

El amigo Miguel no se queja, pero a mí no me engaña, jejeje, está igual de calado en botas y pantalón que yo. 

los feos 

Son las 11.30 de la mañana, ya terminado el cerro Madroño, nos desplazamos a Peraleda para coger la carretera de Valdesequillo para llegar al Río Zújar. Antes realizamos una parada, para desde la carretera y con los prismáticos, investigar lo que parece un nido de ametralladora en la ladera de la sierra, bueno nos engañó la vista, eran retamas, que por su postra parecía un nodo ametrallador, con sus ventanales y todo.

Como decía llegamos al Río Zújar, para investigar más sobre lo mismo, pero después de llegar a la posición marcada, no había nada de vestigios, si muchas piedras y unos merenderos junto al río, que para llevar una buena tortilla, filetes empanados y un buen vino de mi pueblo, sería un precioso final del día, pero necesitaba más quitar las botas, calcetines en papados y pantalón, que eso aunque no disponíamos tampoco de tales viandas.

José Pecero Merchán

 

 

 

 

 

Demo